No, no eres intolerante al glifosato. Tienes enfermedad celiaca

En los últimos días ha circulado de nuevo un artículo que genera una alarma innecesaria en torno a una sustancia química llamada glifosato. Te explicamos el por qué de esta información.

El glifosato es un herbicida de amplio espectro, es decir, sirve para matar al mismo tiempo a muchos tipos de plagas e insectos diferentes por lo que su uso está muy extendido desde hace varias décadas.

Como recoge el Protocolo de diagnóstico precoz de la enfermedad celiaca, esta se desencadena por una serie de factores ambientales que aún están en estudio. Entre ellos se encuentran la estación del año en el que se nazca, la exposición a antibióticos, las infecciones o la situación socio económica. De la relación entre enfermedad celiaca y glifosato se habla en un único estudio publicado en 2013. Este explica que el glifosato podría incluirse como uno de esos factores ambientales basándose en una recopilación de los efectos tóxicos del glifosato en animales. La relación con la enfermedad celíaca se establece ya que algunos de esos signos y síntomas son similares a los de los pacientes con enfermedad celiaca.

Teniendo en cuenta que coincidencia no implica causalidad podemos asegurar que aunque esos síntomas en animales coincidan con los de enfermedad celiaca en humanos no significa que el glifosato provoque o desencadene enfermedad celíaca. De hecho, los autores de la publicación no centraron en esta hipotética relación su investigación. Su hipótesis únicamente sostenía que existen ciertos factores ambientales que pueden estar implicados en el desarrollo de enfermedades inflamatorias del intestino y en que el glifosato causa en animales alteraciones intestinales características de este tipo de patologías.

Puedes consultar el artículo original en el siguiente enlace:

http://www.intertox.sav.sk/ITX_pdf/06_04_2013/10102-Volume6_Issue_4-01_paper.pdf

Fuente: Federación de Asociaciones de Celiacos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *